lunes, 11 de agosto de 2014

El amor también es esto.

"You don't protect your heart
by acting like you don't have one."





La primera vez que caí en cuenta de que le había permitido quebrar algo en mi interior, me encontraba tendida junto a él.

Era mayo y estábamos mareados por tanto alcohol.

Soy incapaz de recordar muchas cosas sobre aquella noche, salvo la soledad. La noción de tenerlo a mi lado y sentirme sola.

Empecé a llorar como hago cuando no puedo hacer ninguna otra cosa y el muy idiota confundió el vaivén de mis hombros con frío. Cubrió mi cuerpo palpitante con una manta hasta que sus dedos se hundieron en mis lágrimas, haciéndole entender la otra clase de frío que me hacía temblar.

Desde que era niña, cada vez que miraba las estrellas les pedía por alguien. Incluso cuando me hice adulta y estaba saliendo con este tipo o el otro, seguía pidiendo lo mismo: alguien.

Desconozco desde cuándo la humanidad ha estado otorgándole a las estrellas la responsabilidad de escuchar y cumplir nuestros deseos. Sólo sé que, desde que nos encontramos, he dejado de pedirle a los astros que cierren la brecha de mi soledad. Porque entendí que querer estar con alguien no es conformarse con cualquiera. 

Que te quieran a su manera y que no te quieran es la misma mierda con olor distinto, pero el amor también es esto.

«A veces siento que no estoy hecha para el mundo», le decía a mi mamá por teléfono hace unos días. «No estoy hecha para vivir en un lugar en el que tenga que desligar mis sentimientos de todo, incluso de mis afectos.»

Porque la cuestión es que yo creo en el amor.

Y creo que el amor quiere durar para siempre, aunque no dure.


9 comentarios:

  1. nadia !!!! you know how to deliver... yo tambien creo en el amor. en el amor que promete y se compromete, en el que perdura ...

    ResponderEliminar
  2. oh my... por que es que no hay mas personas que crean en el amor? ...somos pocos

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay, Alfon! Cada día me convenzo más de que los que creemos en el amor somos una especie en peligro de extinción. Por eso debemos seguir creyendo :)

    ResponderEliminar
  4. Tu papa cree tambien el el amor igual y con el mismo concepto que tu, me alegro que abrieras este blog, te hacia falta

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias, pops! La verdad es que he estado escribiendo en esta página desde el 2009. Puedes leer las entradas anteriores en el archivo del blog, en la columna de la derecha donde dice "Pa'l recuerdo".

    ¡Bienvenido al circo! :)

    ResponderEliminar
  6. Esto estuvo genial, as usual.
    El amor es también ser vulnerable y eso es algo con lo que me veo luchando todos los días.

    Otra vez, genial. Y me encantó que te hayas acordado de mi por Twitter!

    -@notjustgeorge
    -George

    ResponderEliminar
  7. George!! :)

    Mira, hay que ser valientes. En la vida, en el amor, y en todo lo demás.

    ¡Y por supuesto que me voy a acordar de ti! Si no me hubieses escrito ese tuit, esto probablemente no estuviese publicado aún. Como puedes ver, yo también estoy luchando todos los días contra ese asunto de la vulnerabilidad :P

    Vulnerabilidad: 1 - Bitchness: 0.

    ResponderEliminar
  8. Todo es parte de todo, el amor es intrínseco al mundo y a las personas porque hasta cuando lastimamos, estamos hablando de amor.

    Lo que pasa es que uno se deja entero por el otro, y a veces nos olvidamos de nosotros mismos por estar inmersos en los demás.

    Eso también es amor, del bueno y del que duele. Porque siempre duele, pero es un rico dolor. Y sin quedarnos vulnerables, sin dejarnos afectar, sin formar parte de esa poca certeza de qué pasará, el amor no tendría sentido.

    Asi que disfrutá de lo lindo que te haga sentir, y cuando ya sólo te traiga dolor, dale forma a ese amor que sentís en la piel y que encuentre otro lugar donde calmar ese fuego.

    El mundo está ahí, lleno de afectos. Sos parte de ese mundo, como del amor que se desprende de él. No te olvides Nadine :)

    ResponderEliminar
  9. Ale, tú siempre. :)

    Ahora estoy en ese proceso de darle otra forma al amor, de querer al mundo sin dejar de quererme también a mí (que formo parte del mundo).

    Un abrazote. Tenemos que hablar!! Jaja.

    ResponderEliminar