lunes, 7 de diciembre de 2015

El lugar más suave del universo.

the kind of love that loves a writer 
when they cannot write.

—Nayyirah Waheed




Cuando le conté que el 2015 pasará a la historia como el año en que menos escribí, me corrigió diciendo que este será el año en el que menos publiqué, porque siempre estoy escribiendo, incluso cuando no escribo. Me habló acerca de cómo me la paso trazando palabras bajo su piel, sobre cómo nuestras conversaciones tenían poco que envidiarle a la poesía.

Pero ese ni siquiera era el asunto. El tema es que el silencio era mi declaración, que después de tantos entierros, luego de presenciar ese desfile de gente muriéndose, yéndose o quedándose allí donde ya no estoy, lo único que me apetecía era alejarme del ruido...

Apretar los puños y también los labios.

Designar un espacio de calma donde velar a mis muertos.

Dejar que el tiempo los descomponga a ellos, me recomponga a mí.

Presentar como ofrenda ante un altar a ese amor estropeado por cobarde, a quienes mi afecto no pudo salvar y a la vida que no elegí.

Permitir que esa sustancia maleable de la que están hechas todas las almas se contraiga, se expanda, se apacigüe, acepte; para salir del campo de batalla con la única victoria que (me) importa: conservar mi corazón tan blando como el lugar más suave del universo.


Cuando acordamos que el 2015 pasará a la historia como el año en que menos publiqué, recorrí con mi dedo su espalda y firmé con tinta invisible: “Aquí he sido feliz”. He sido, en pasado. Como se habla de aquellos lugares a los que ya no añoramos volver.


14 comentarios:

  1. Mi querida Nadia,

    Me encanta como logras insertarnos en tus historias hasta parecer que la estamos viviendo propiamente como un suceso nuestro.

    Te felicito, mi corazón, porque cada día logras impregnar esa magia de atracción, que nos amarra sin soltarnos hasta encontrar el destino final de tu historia.

    Continúa en ese bello tránsito de la escritura. Mis felicitaciones.

    Dios nos bendice siempre, rica y abundantemente,

    IMG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, lindísimo <3 Tus palabras significan mucho para mí. ¡Un abrazo grande! :)

      Eliminar
  2. Bellooooo necesito entrevistarte....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchísimas gracias por tu interés. Ya acepté tu solicitud en Facebook, así es que por ahí estamos en contacto. Si lo prefieres también puedes escribirme a loquenuncadije.blog@gmail.com

      Saludos :)

      Eliminar
  3. En Macondo comprendí que al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver...Algo así a lo que dice la canción me ha recordado esto. Bella reflexión.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Juan Carlos! Esa canción me gusta mucho (especialmente esa partecita).

      Por cierto, tengo que ponerme al día con tu blog!!!!!!! En breve te leo :)

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Gracias Nadia por volver a escribir, me haces feliz!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡Qué linda tú ere'! Gracias a ti por estar, Carmen.

      Aunque me ausente por mucho tiempo, créeme que siempre vuelvo. Escribir es mi hogar :)

      Eliminar
  5. Que lindo leerte, a pesar de todas las circunstancias en que nos pone la vida, queriendo que tu corazón siga suave. Maleable. Vivo.

    Besos de luz Nadine *léase Neidin*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ese es el plan! :) Ma' besito pa' ti, Ale.

      P.S.: No puedo evitar cantar la canción de Chuck Berry cuando me dices Nadine :D

      Eliminar
  6. "En comala comprendí que al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver..."

    Nadia, ese campo de batalla nunca se acaba, y la guerra la libramos muchas veces contra nosotros mismos. Salud por las pequeñas victorias y que el silencio no sea eterno!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “Brindo por las veces que perdimos las mismas batallas” ¡Salud, Ysabel! :)

      Eliminar